Río Gallegos, 13 de Marzo de 2024.- Los concejales del Honorable Concejo Deliberante de Río
Gallegos manifestaron su apoyo y acompañamiento a las medidas de protesta adoptadas por
los trabajadores del Centro de Referencia (CDR) local dependientes del Ministerio de Capital
Humano (ex Desarrollo Social de la Nación) que desde el jueves pasado se encuentran en
estado de alerta y movilización.


Este mediodía, el presidente de la Institución Legislativa, concejal Julio Arabena, junto a sus
pares Ayrton Ruay, Giulliana Tobares, Sol Kamú y Martín Chávez recibieron a empleados del
CDR de Río Gallegos y a delegados de ATE y UPCN, quienes les solicitaron un pronunciamiento
formal en el cual rechacen el cierre de los centros de referencia en todo el país y el despido de
empleados públicos que anunció el Gobierno Nacional.
En este contexto, cada uno de los concejales presentes expuso su posicionamiento ante la
situación planteada por el grupo de trabajadores. Así, el concejal Arabena manifestó:
“Entendemos que las medidas que está tomando el Gobierno Nacional son autoritarias y la
forma de comunicación, como en este caso, son poco seria; lo han demostrado. Desde mi lugar
voy a acompañar los repudios porque considero que todos los derechos laborales se han
conseguido luchando a través de los años y hoy hay que defenderlos. Quedan todos los
trabajadores del CDR invitados a la próxima sesión para que puedan presenciar el tratamiento
de los proyectos, las puertas del Honorable Concejo Deliberante siempre están abiertas y
nosotros a disposición para el dialogo y cualquier inquietud que tengan”.
Por su parte, la concejal Sol Kamú expresó: “Nosotros, como representantes del pueblo que
llegamos acá por el voto popular y muchos de ustedes han confiado en nosotros, creo que
tenemos que marcar una postura y acompañarlos, más allá de las ideologías políticas. Acá no
importa a quién votamos o con quién simpatizamos, acá está en juego la fuente laboral de
cada uno de ustedes, muchos son sostén de familia, con hijos, con adultos mayores a cargo”.
A su turno, el concejal Chávez, enfatizó: “No es solo el achique del Estado, sino es el recorte de
las políticas públicas relacionadas con atender necesidades sociales que en este momento son
acuciantes por la situación económica que vivimos. No solo es un ataque a un ente (por los
centros de referencia) sino también a los trabajadores; se ‘echa por tierra’ todas las conquistas
de los derechos laborales en nuestro país”. En otro orden, expresó su total apoyo con la causa:
“Desde ya los acompañamos, nos solidarizamos y nos ponemos a disposición para poder
colaborar. También quiero recordar que todos los juicios laborales que se hicieron entre el
2016 y 2019 fueron en favor de los trabajadores porque (estos despidos) se realizan sin ningún
tipo de respeto a la garantía que toda persona tiene como trabajador. Así que no dejen de
insistir por la vía judicial que es lo que corresponde, más allá de que la visibilización del tema a
nivel social y político es también muy importante”.
La concejal Tobares también hizo manifiesto su apoyo, señalando: “Soy testigo de que es un
equipo que trabaja; doy fe. Hay gente que hoy se va a quedar sin trabajo por un capricho del
Gobierno Nacional que duele. Acompaño la lucha de los trabajadores; estoy siempre para
acompañar las buenas causas”.
Por último, el concejal Ruay afirmó: “Está claro que hay un solo objetivo: no se pueden
permitir decisiones políticas arbitrarias, y menos en estos momentos donde se afectan
directamente a muchas familias. Esto no se puede permitir. Creemos que hay que ir avanzando
como sociedad y no retroceder; esto es un claro retroceso y no vamos a discutir eso. Comparto

todo lo dicho por mis pares: Nosotros somos servidores que estamos a disposición de los
ciudadanos; muchas veces se deben tomar acciones de lucha y lograr una agenda mediática
para que el tema sea visibilizado en toda la comunidad de Río Gallegos”.
Centro de Referencias: la situación a nivel local
De los 59 Centros de Referencias distribuidos en las diferentes provincias del país, tres de ellos
funcionan en Santa Cruz con un total de 39 empleados: 29, en Río Gallegos; 6, en Caleta Olivia;
1 en Gobernador Gregores; y 3, en El Calafate.
En relación a la función que desarrolla este organismo, los empleados del CDR local
comentaron que la población objeto son las familias en situación de vulnerabilidad social. En
esta línea, precisaron que se ofrecen ayudas económicas a personas que no pueden pagar el
alquiler o los servicios. También indicaron que han asistido a la gente en cuestiones
tecnológicas, facilitándoles soporte, herramientas y conocimientos para la inscripción en
programas a nivel provincial y nacional, por ejemplo, en su momento, al Vale Santa Cruz, el
Acompañar (dirigido a mujeres y LGBTI+ en situación de violencia de género), o al Ingreso
Familiar de Emergencia (IFE) durante la pandemia. Asimismo, – señalaron- que se encargan de
tramitar el monotributo social, las pensiones por discapacidad y a la vejez, como así también
trabajan en la seguridad alimentaria a través de la entrega de semillas, fomentaron los talleres
familiares, se otorgaron subsidios para diferentes organizaciones, y trabajaron
articuladamente con otros organismos como ANSES. “Trabajamos con toda la comunidad,
desde una perspectiva social que es importante porque hoy como sociedad nos está faltando
más empatía, más cohesión social, creer en la movilidad social ascendente, no estigmatizar el
otro.

Categorías: Prensa